La enseñanza de Ciencias de la tierra: sus desafíos y recompensas

Flat_Earth_Society_Logo

A la mayoría de los jóvenes no les gustan las clases de ciencia de la tierra y por eso es muy difícil para los maestros impartirlas, está comprobado que si los estudiantes no se siente motivados es casi imposible que realmente puedan aprender algo, lo primero en que se enfocaron los educadores, fue en conocer la razón: el tabú de que la ciencia es difícil, los predispone a no querer estudiarla, algo que se ha implantado en las personas desde niños, por eso la mejor forma de corregir esto, es llevando la ciencia a los niños, para mostrarles que no es complicada sino al contrario, altamente enriquecedora.

Una forma sencilla de mostrarles a los niños que las ciencias de la tierra son agradables es con experimentos: la mejor forma de aprender es la práctica, una vez conquistado el mundo infantil será más sencillo impartir la enseñanza a los jóvenes, ya que en ellos su aceptación por esta materia será mayor y estarán más dispuestos a aprender.

Cuando ya se esta trabajando con jóvenes que no tuvieron oportunidad de ser educados desde pequeños con estos conocimientos acerca de las ciencias de la tierra, el desafío es grande pero la recompensa mucho mayor, se tiene que tratar de capturar su atención y la mejor forma de hacerlo es mostrándoles lo fundamental que es la tierra para sus vidas, que además de ser su hogar está en todo lo que hacen.

Los seres humanos estamos conectados a la tierra, cada vez más vamos a necesitar sus recursos para sobrevivir, la población continúa en crecimiento, eso implica que debemos conocer más acerca de nuestro planeta, para fortalecerlo, desarrollarnos y mantener la supervivencia del hombre. Se debe fomentar el trabajo en conjunto, la experiencia de las personas mayores con la sabiduría de los jóvenes en base a la información que actualmente esta disponible y los avances de la tecnología.