Todos estos mundos son suyos – el recurso de la ciencia ficción

9260312968_f99b55abb9_b

Usualmente las personas disfrutan de los libros de ciencia ficción, sin cuestionarlos más allá de la trama que les presentan, pero hace poco publicaron un artículo que hizo pensar a muchos cómo estaban evaluando estas novelas, la persona comentaba que tuvo que analizar varias obras de ciencia ficción para crear una antología, algo que le costó muchísimo, considerando que los mundos descritos por el escritor, no eran realmente de ellos, sino nuestros, ya que esa ficción se había convertido en realidad.

Muchos libros que son leídos en su momento histórico, pueden ser considerados sin duda ciencia ficción, pero al
pasar el tiempo algunos de ellos se convierten en realidad, en ese momento a qué categoría pasa a ser ese el libro, ¿continúa siendo ciencia ficción? o sencillamente deja de serlo?, realmente es un cuestionamiento interesante.

Unos ejemplos de ellos son los siguientes libros: las tres leyes de la robótica que son perfectamente aplicables en la actualidad, aparecieron por primera vez en el relato de Runaround escrito por Isaac Azimov en el año 1942. El libro de Julio Verne “De la Tierra a la Luna”, impensable para su época pero que se convirtió en realidad, los trasplantes biónicos en El Imperio Contraataca, y seguramente a usted se le ocurriran muchos mas.

Se podría decir que eso no ocurre si el escritor realmente se crea un mundo distinto, pero muchos de ellos lo crearon, sólo que al pasar el tiempo se convirtieron en nuestro mundo, el escritor no era un científico, pero su imaginación fue capaz de volar tan alto que se adelantó en el tiempo dentro de nuestro plano físico, sin proponérselo, sin saberlo, pero fue capaz de regalar esa visión futurista, que luego se convirtió en realidad.

Después de todo esto, seguro le surgirán algunas preguntas, con respecto a los libros o películas que ha visto, tal vez que “La máquina del tiempo” se convierta en realidad o que muy pronto todos puedan tener un sable de luz.